SP101®

Superplastificante retardador, reductor de agua de alto rango.

SP101® es un superfluidificante retardador del asentamiento y un reductor de agua de alto rango diseñado para cumplir con las especificaciones de ASTM C494, tipo A, B, D y G. SP101® se produce bajo condiciones estrictamente controladas y esta basado químicamente en polímeros seleccionados otorgando un óptimo comportamiento en la mezcla del hormigón. Su elevado efecto fluidificante permite elaborar hormigones superfluidos, a partir de hormigones plásticos-blandos, o bien mantener esta consistencia reduciendo drásticamente la relación agua/cemento. Una característica sobresaliente de SP101® es su capacidad para retener el asentamiento durante un tiempo prolongado. No contiene cloruros ni otras sustancias que puedan resultar corrosivas para las armaduras de hormigón. Está controlado y aprobado según la norma ASTM C494-81 tipo F “reductor de agua de alto rendimiento”.

Cuando SP101® se agrega al hormigón muestra un fuerte efecto plastificante y mejora considerablemente las propiedades del hormigón tanto fresco como fraguado. Este efecto plastificante puede ser utilizado tanto para aumentar la trabajabilidad del concreto fresco o para mejorar la resistencia inicial y final del hormigón mediante la reducción de la relación agua/cemento. Debido a sus excelentes propiedades dispersantes se puede alcanzar una considerable reducción del contenido del cemento en orden de economizar el costo final.

La combinación de SP101® con Ferrosil Micro® (microsílice) de Ferrocement® aumenta aún más la impermeabilidad, la durabilidad y resistencia del hormigón, incluso obteniendo resistencias a la compresión mayores a los 70 MPa (ver tabla).

Beneficios

  • Mayor impermeabilidad y durabilidad del hormigón.
  • No es corrosivo para las armaduras de hormigón.
  • Reductor de agua de alto rango.
  • Aumenta la resistencia inicial y final.
  • Rendimiento homogéneo.
  • Calidad industrial y controlada.
  • Retiene por más tiempo asentamiento y la acción plastificante.
  • Prolonga la trabajabilidad del hormigón en altas temperaturas.
  • Evita la incorporación descontrolada de aire en el hormigón.

Presentación

Tambores de 200 litros y bidones 20 litros.